Cine Gay. Películas gays

Entrevista con el vampiro. ¿Es gay?


Gay Pride
Entrevista con el vampiro, 1
Entrevista con el vampiro, 1

Entrevista con el vampiro es una película que muchos críticos han relacionado con la temática gay. En este post trataremos de explicar que razones no faltan para ello, si bien las causas son más bien una suma de elementos como el reparto, su director, la estética o la historia original.

Entrevista con el vampiro, escena


Vayamos ahora por las razones que califican a este film dentro del cine gay:

1) La estética es el elemento más importante. Los vampiros suelen re-definir la figura masculina tradicional. Ya desde Drácula, estos chupa-sangres se nos muestran como personas de gran delicadeza apartados de la rudeza del hombre tradicional y lo más importante, no tienen inconveniente en "morder" a otro hombre.

2) Su director Neil Jordan venía de rodar dos años antes la película de temática gay / trans Juego de lágrimas (1992), una obra de culto que había sido muy bien recibida por la crítica. A ello hay que añadir que al director siempre le interesó el mundo trans, como volvió a poner de manifiesto en Desayuno en Plutón (2005).

3) Antonio Banderas, uno de los actores del film, tenía a sus espaldas varias films con temática LGTB como Laberinto de pasiones (1982), La ley del deseo (1987) o Phildelphia (1993).

4) Stephen Rea, otro de los actores del film venía de rodar Juego de lágrimas (1992), con el mismo director Neil Jordan. En ella daba vida a un hombre que tendrá un idilio con una mujer trans (de hombre a mujer).

5) San Francisco es el lugar donde la peli comienza y acaba, una de las mecas de la cultura LGTB.

6) La historia original, basada en una novela de la escritura Anne Rice, no tiene reparos en mostrar un idilio homosexual entre los dos vampiros, Louis y Lestat, tan bien interpretados por Tom Cruise y Brad Pitt respectivamente.

7) Escenas. La película nos muestra una relación light entre los dos vampiros. No cabe duda de que el personaje de Brad Pitt se siente enamorado hacia el personaje que interpreta Tom Cruise. Sin embargo, salvo alguna escena, como la famosa mordida en el cuello, ambos dan más la sensación de una pareja de amigos muy estrechos. 

Una vez explicadas las razones por las cuáles la película Entrevista con el vampiro puede encuadrarse en la temática LGTB, había que decir que pueden ponerse algunas objecciones. Una de ellas es que los vampiros muerden tanto a hombres como a mujeres, porque en el fondo se alimentan de ambos. Otra razón es que Louis en el momento en que es mordido por Lestat pasa a estar bajo su órbita existencial.

Razones las hay en los dos bandos. Lo que está claro es que la novela de Anne Rice queda muy claro que Brad Pitt es un vampiro gay, algo que resulta muy atrevido, teniendo en cuenta que ninguna de las versiones de la mitología de Drácula anteriores se habían atrevido a dar este paso en la Gran Pantalla.

En la mayoría de las ocasiones, la figura del vampiro no era más que una excusa para mostrarlo rodeado de doncellas que habían sido mordidas por sus colmillos o que lo serían en un futuro.

Entrevista con el vampiro, actores

En todo caso, si dejamos a un lado las esencias, lo cierto es que la película Entrevista con el vampiro forma parte de la iconología gay y ha sido recibida muy bien por la comunidad. Este es el dato más importante, por encima de otras consideraciones.