-->
Cine Gay. Películas gays

Debate de No se lo digas a nadie, 1998

Película No se lo digas a nadie, 1998

Película No se lo digas a nadie, 1998


Joaquín Camino, de No se lo digas a nadie, 1998

Mi familia lo tenía todo. Y yo en principio también. Pero en realidad no tenía nada, porque me faltaba la confianza en mí mismo necesaria para disfrutar de la vida. Me faltaba aceptarme a mí mismo.

Joaquín de No se lo digas a nadie

Yo era gay, y eso en Perú era como ser un marciano. Y eso que en Perú se acepta casi todo, pero parece que ser gay no cuenta. Desde luego mis padres nunca me aceptarían… Preferí vivir como si no lo fuera y hasta me eché novia. Pero la relación no iba a ningún sitio y la hice sufrir mucho. Era mi mejor amiga…

Solíamos salir con Gonzalo y su novia. Y resultaba que él también era gay. No me lo podía creer… Nos liamos… Y, bueno, más cosas. Pero no nos atrevíamos a ir más lejos, todo era demasiado complicado. Las drogas parecían la única solución… Hice daño a muchísima gente y me hice daño a mí mismo, pero creo que poco a poco fui aprendiendo lo que es la vida.



Preguntas para el debate sobre la película No se lo digas a nadie, 1998:

-¿Es especialmente difícil ser gay en Lationamérica?


-¿Es posible hacerse pasar por heterosexual?


-¿Te parece perdonable la actitud del protagonista hacia su “novia”?


Felix Redondo