-->
Cine Gay. Películas gays

Miguel de Contracorriente

Miguel de Contracorriente

Miguel de Contracorriente



Miguel, de la película gay Contracorriente, 2009

PAÍS: Perú.
EDAD: 40 años (aprox.)
FAMILIA: casado con su esposa Mariela (pero sin amarla verdaderamente), a punto ser padre.
AMOR: vive un romance con otro hombre llamado Santiago, pintor.
RASGOS: es un hombre inmaduro pero también bondadoso, incapaz de afrontar la realidad de sus deseos. Oculta que es gay por el miedo al que dirán.
ASPIRACIONES: le gustaría vivir junto a Santiago, pero tiene miedo de ser rechazado por la sociedad.
IDENTIDAD: vive como un hetero, pero es gay. Está en el closet.
DUDAS: ¿deberá ser él mismo asumiendo su orientación o mantendrá sus mentiras con un matrimonio ficticio?


Miguel de Contracorriente

Mi matrimonio con Mariela fue ficticio. Yo era, soy y seré homosexual, pero en aquel entonces no fui capaz de reconocerlo. Quería tener una vida tranquila, sin la alarma de los vecinos, sin ser discriminado por tener gusto hacia los hombres como yo. ¡Es la gran tragedia de ser homosexual y no querer reconocerlo!

Cuando conocí a Santiago, pintor, me pareció encontrar en él a la persona que me haría feliz y con la que podría disfrutar del amor que nunca pude tener. Santiago era un bello hombre con el que me sentía muy confortable entre sus brazos y disfrutaba estando con él y hablando acerca de la vida y del mundo.

Sin embargo, la muerte de Santiago ahogado en el mar me sumió profundamente en la tristeza, por la pérdida de la persona a quien más amaba. Pero cuando encontré su cuerpo en el mar, Santiago volvería a mi vida de nuevo. No lo haría para quedarse junto a mí, pero con su nueva presencia debería ser capaz de encontrar un sentido a mi existencia, de no tener miedo esta vez y asumir mi condición. Santiago había vuelto para ayudarme a comprender que no debía ocultar mi homosexualidad ante las gentes del pueblo. Ahora yo tenía la ocasión para resarcir a Santiago y para rendirle mi más sentido tributo, darle honra como se merecía y reconocerle como la persona que amé y amaré en lo más profundo de mi corazón.


Felix Redondo